Navidad en la Alsacia: Qué ver en Estrasburgo

¡Hola de nuevo!

Cuando empezamos a preparar nuestro viaje a la Alsacia y Estrasburgo el año pasado no pudimos encontrar ninguna guía de viajes sobre este lugar en concreto y nuestra única ayuda fueron Internet y blogs que fuimos encontrando cuando el nuestro todavía ni existía y no teníamos las referencias viajeras que tenemos a día de hoy (¡lo que nos hubierais ayudado muchos de vosotros!). Pues bien, en esta entrada queremos enseñaros lo que más nos gustó de Estrasburgo y lo que creemos que es indispensable ver en una visita a la ciudad.

Como os contábamos en la última entrada sobre nuestra ruta por la Alsacia nuestro punto de inicio y “campamento base” durante el viaje era la ciudad de Estrasburgo.

Estrasburgo es una ciudad grande, tiene poco más de un millón de habitantes y es la capital de la región de la Alsacia. La ciudad conserva muy bien su estilo medieval y esto, junto con la riqueza cultural y gastronómica de la zona, es lo que la han convertido en un gran reclamo turístico. En mi caso tenía muchas expectativas con la ciudad porqué Pau ya había estado años antes y me había hablado maravillas. Y he de decir que no me defraudó ni lo más mínimo!

Qué ver en Estrasburgo:

Barrage Vauban

Es una presa que data del siglo XVII y tiene un mirador en la parte superior desde donde hay unas vistas preciosas de los Ponts Couverts y sus torres además del barrio francés (la Petite France). También se puede visitar la presa por dentro donde llama la atención la exposición de copias de esculturas y gárgolas de la catedral de Notre Dame. Lo mejor es que para disfrutar de las vistas y de la presa no hay que pagar entrada pero solo se puede visitar de 9h a 19.30h.

En nuestra primera mañana en la ciudad nos fuimos directos a la presa para disfrutar de estas vistas. Los dos primeros días de llegar a la Alsacia había mucha niebla, incluso en la ciudad. Para nosotros era algo muy curioso y además, como amantes de la fotografía, nos encantó el toque mágico que le daba las fotos. Así que la visibilidad desde la presa con la niebla no era mucha, pero ¡tenía un encanto especial! El mejor momento fue al volver al mirador en nuestra última tarde en la ciudad. Ese día lucía el sol y, al atardecer, la luz dorada bañaba los puentes. La vista era preciosa, y pudimos disfrutarla como no lo hicimos en nuestro primer día de visita. Nuestra recomendación, como siempre hacemos (y si se dispone de suficiente tiempo), es ver un mismo sitio en distintos momentos del día. Es genial ver como cambian los lugares de día y de noche y según las condiciones climáticas.

A la izquierda la presa Vauban

Ponts Couverts

Son tres puentes y cuatro torres que se ven desde el mirador de la presa Vauban y separan el río en cuatro canales que se adentran en el barrio de la Petite France. La casita que hay entre el Quai de la Petite France y el Quai Woerthel es muy conocida (y fotogénica en cada estación del año). Desde los puentes también hay vistas muy bonitas de cada canal y sus casas de colores. Nosotros los vimos por la mañana en nuestro primer día y la abundante niebla le daba un toque mágico y misterioso precioso! También repetimos el paseo nuestra última tarde allí. A última hora de la tarde, la luz dorada del sol iluminaba los puentes.

Ponts Couverts desde la presa
Ponts Couverts bajo un dia de niebla!

Quai de la Bruche

Es el canal más popular y pasear por él permite tener unas vistas privilegiadas (tanto de día como de noche) de las casitas tan conocidas al borde del agua. Es como trasladarse a otro tiempo. Lo vimos desde ambos lados, primero desde el Pont Couvert, y después desde el Pont du Faisan, en la Rue des Moulins.

Quai de la Bruche
Paseando por la Quai de la Bruche
Quai de la Bruche desde el Pont du Faisan

Petite France

El centro histórico de Estrasburgo aún conserva todo su encanto y no es de sorprender que sea la principal atracción turística de la ciudad y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Perderse por sus calles es la mejor forma de descubrirlo y disfrutar de cada rincón. En la Place Benjamin Zix encontramos un pequeño mercado navideño que quedaba más íntimo y escondido. Además, esta plaza da al mismo canal del Quai de la Bruche y tiene también unas vistas preciosas.

Pont St Martin

Este puente de piedra se encuentra también en la Petite France y como todos, ofrece muy bonitas vistas. Además si seguimos andando hacia las casas (la de la esquina es un restaurante) nos adentraremos en otra calle a la que no podréis parar de fotografiar. Cuando fuimos de noche estaba iluminada y había decoraciones de navidad. Era muy acogedora y a pesar del frío que hacía transmitía mucha calidez.


Place Kléber

La Plaza Kléber es la más grande del centro y se encuentra en la zona comercial de la ciudad. Cuando estuvimos había un gran árbol de navidad y para nosotros, tiene más encanto de noche, con el árbol y los edificios iluminados.

Rue du Vieux-Marché-Aux-Poissons

Al inicio de esta calle es donde se encuentra el conocido cartel “Strasbourg Capitale du Noel” que luce precioso de noche. Además, justo al lado de esta calle está el Quai Saint Nicolas, que también tiene edificios preciosos junto al canal. Merece la pena dar un paseo por esta bonita zona.


Quai Saint Nicolas

Rue Mercière

Esta calle probablemente es de las más fotografiadas de Estrasburgo junto con el Quai de la Bruche. Es una calle comercial (con muchas tiendas de souvenirs) que no tiene mucho en especial excepto las vistas que asoman al final de la calle de la fachada y la torre de la catedral Notre Dame de Estrasburgo.

Rue Merciere

Catedral Notre Dame d’Strasbourg

La catedral de Estrasburgo se encuentra en el centro histórico de la ciudad, que es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO  desde 1988. Es de estilo gótico y se empezó a construir en 1015 y se terminó en 1439. La entrada es gratuita.

Place de la Cathedrále

Es la plaza donde está la catedral de Notre Dame y hay un mercado navideño precioso, con sus puestos de decoraciones, comida y bebida! Una delicia para ojos y estómago!

Plaza de la Catedral

Place du Chateau

Esta plaza queda a la derecha de la catedral (mirándola de frente) y pasa más desapercibida que la plaza de la catedral que acapara más atención con su mercado de navidad. No obstante, cuando fuimos había un tiovivo y una tienda muy cuqui SOLO de decoraciones navideñas que habían puesto en medio de esta plaza y que iba fenomenal para entrar un poquito en calor mientras seguías empachando la vista de navidad! 😉

Decoraciones navideñas en un puesto del mercado

Parlamento Europeo

En Estrasburgo se encuentra el Parlamento Europeo. Se puede visitar gratuitamente el Hemiciclo y el Parlamentarium Simone Veil. Nosotros no lo visitamos porque en nuestro viaje queríamos centrarnos en los pueblos de la Alsacia y porqué unos meses antes ya habíamos visto el Parlamento de Bruselas, pero si os interesa, podéis encontrar información en este enlace.

Y hasta aquí lo más destacado de Estrasburgo. Creemos que lo ideal es pasar dos días en la ciudad para verla bien y disfrutarla como se merece. Y ,si se puede, verla de día y de noche, perderse por cada uno de los rincones de la Petit France y pasear por calles no tan conocidas. Es una ciudad que no os defraudará!

En el próximo post os traeremos los pueblos que visitamos en la Alsacia, ¡no os lo perdáis!

¿Te ha gustado esta entrada? ¡Dale amor y comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Arriba